We Support The Free Share of the Medical Information

TACTICAL MEDICINE TACMED España

TACTICAL MEDICINE TACMED España
by EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

NIVEL DE ALERTA ANITERRORISTA, España

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

viernes, 28 de julio de 2017

Ketamina en bajas dosis Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

Ketamina en bajas dosis Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

Dr. Ramon Reyes, MD


Bajas Dosis de Ketamina Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

Introducción:
El rol de la Ketamina en el servicio de emergencia se ha expandido en los últimos años. Los usos clínicos hacen fácil entender la razón, entre éstos la analgesia, amnesia y anestesia. Sorprendentemente, la Ketamina no solo reduce el dolor agudo, sino que también disminuye el dolor crónico y neuropático. Aún más importante, ha demostrado que el uso de dosis bajas de Ketamina (0.1-0.3 mg/kg IV) puede reducir el uso de opioides. Una de las mayores dificultades que se presentan con el bolo IV a bajas dosis de Ketamina son los efectos adversos, tales como sensación de irrealidad, nauseas/vómitos y mareo. Muchos proveedores médicos de emergencias han observado una disminución de los efectos adversos cuando se administró lentamente la Ketamina. En el artículo que se revisa hoy, los autores trataron de observar si aumentando la duración del bolo IV (3-5min) de Ketamina a infusión lenta (10-15min), se podía atenuar algunos de los efectos, manteniendo la eficacia analgésica.
Lo que hicieron:
A pacientes aleatorizados presentados en el servicio de emergencias con dolor abdominal, en flanco o musculesquelético con puntuación de ≥5 al ingreso, se les dio: Ketamina 0.3mg/kg en bolo IV (aproximadamente en 5 minutos) o infusión lenta (0.3mg/kg mezclado en 100mL solución salina por 15 minutos) usando un diseño doble ciego, tipo doble simulación (Ambos grupos tuvieron bolo IV e infusión).
Metodología:
Resultado principal: Eficiencia de segura a  los 5, 15, 30, 60, 90 y 120 minutos después de la administración.
  • Escala de clasificación de efectos secundarios de anestésicos disociativos (SERSDA): Mide la severidad de nueve efectos secundarios en una escala de 0-4 para cada efecto adverso. 0 = Ausente y 4 = efecto adverso presente e irritante.
  • La escala de Sedación-Agitación de Richmond (RASS): es una escala de -4.0 – 4.0. Siendo -4= profundamente sedado, 0 = alerta y calmado, y 4 = combativo.
Resultados secundarios:
  • Eficacia Analgésica a través de la Escala Numérica de Puntuación del Dolor (NRS): una escala de 0 – 10
  • Cambios en signos vitales
  • Necesidad de analgesia de rescate
Muestra:
  • Adultos de 18-65 años que se presentaron al servicio de emergencias.
  • Principal queja siendo dolor abdominal agudo, en flanco, espalda, consecuente a un trauma en tórax o de tipo musculoesquelético.
  • Intensidad ≥5 en la escala de clasificación numérica del dolor
  • Habilidad de proveer consentimiento a tratamiento
Exclusión de Muestra:
  • Embarazo
  • Lactancia
  • Alteración del estado de consciencia
  • Alergia a Ketamina
  • Peso <46kg o="">115kg
  • Signos vitales inestables (PAS<90 o="">180mmHg, Frecuencia cardíaca <50 o="">550lpm y frecuencia respiratoria <10 o="">30rpm)
  • Antecedente de lesión en cabeza u ojo reciente
  • Convulsión
  • Hipertensión intracraneana
  • Insuficiencia renal o hepática
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Enfermedad psiquiátrica
  • Uso de analgésicos reciente (4hrs antes)
Resultados:
  • 48 pacientes incluidos en el estudio
ResultadoBolo IV (5 min)Infusión lenta (15min)
Tasa global de sensación de irrealidad en la escala SERSDA92%54%
Pacientes con efectos adversos molestos46%17%
Pacientes sin efectos adversos molestos8%54%
  • Media de Severidad del Sentimiento de la Irrealidad con SERDSA en 5 minutos
    • IVP: 3.0
    • SI: 0.0
    • P= 0.001
  • Media escala RASS a los 5 minutos
    • IVP: -2.0
    • SI: 0.0
    • P= 0.01
  • Disminución en puntuaciones medias de dolor desde línea base a 15 minutos
    • IVP: 5.2 +/- 3.53
    • SI: 5.75 +/- 3.48
(IVP: bolo IV, SI: infusión lenta)
  • No hubo una diferencia estadística respecto a los cambios en signos vitales o en la necesidad de medicación de rescate.
  • No hubo una diferencia estadística en la escala SERSDA para 8 de las variables medidas: cefalea, fatiga, mareo, audición, visión, cambio de humor, inquietud, alucinaciones
Tasas de efectos adversos de escala SERDSA:
Efecto adversoBolo IV (5min)Infusión lenta (15min)P
Fatiga1 (4.2%)2 (8.3%)0.55
Mareo16 (66.7%)18 (75%)0.75
Cefalea4 (16.7%)4 (16.7%)1.00
Irrealidad22 (91.7%)13 (54.2%)0.008
Audición00NA
Visión6 (25%)9 (37.5%)0.53
Cambio de humor3 (12.5)2 (8.3%)0.64
Inquietud6 (25%)4 (16.7%)0.72
Alucinación2 (8.3%)3 (12.5%)0.64
Fortalezas:
  • Diseño doble ciego, tipo doble simulación: todos los participantes recibieron el placebo correspondiente con el fin de mantener a los pacientes y proveedores a ciegas.
  • Bolo IV de simulación o la infusión lenta fueron dados simultáneamente para mantener integridad del estudio.
  • Proveedores, pacientes y el equipo de investigación a cargo de la recolección de la información se mantuvieron desinformados respecto a la vía de medicación recibida
  • Sin diferencia en el dolor basal
Limitaciones:
  • Muestras a conveniencia: los pacientes no se inscribieron consecutivamente (solo de lunes a viernes 8 am – 8 pm)
  • Un solo centro de estudio
  • El pequeño tamaño de la muestra no permite la evaluación de la variación en los perfiles de seguridad de las dos vías de administración (significancia estadística) o para posibles diferencias en otra evaluación SERSDA de efectos adversos.
Discusión:
  • Si los pacientes necesitaban medicación extra para el dolor 30min después de la administración del fármaco en estudio, entonces 0.1mg/kg IV de morfina era ofrecido como analgésico de rescate.
  • Varios estudios han demostrado una correlación entre los efectos secundarios de dosis pequeñas de Ketamina con dosis rápidas de infusión. La razón farmacológica es que la lipofilia de la Ketamina le permite una rápida penetración de la barrera hematoencefálica y una rápida saturación de los receptores NMDA/glutamato.-       Exclusión de pacientes con lesión a nivel de cabeza/oído a pesar de la amplia evidencia que respalda que la Ketamina es segura en esta población
  • Los autores notaron que en su institución, 15 minutos de infusión y un bolo IV es facturado igual.
  • Una dificultad con la infusión lenta es la disponibilidad de una bomba de infusión, sin embargo los autores analizaron el colgar la infusión y mantenerla aproximadamente 15min, sin usar la bomba de infusión. Esto ahorra tanto el tiempo en ajustes de la bomba, como el problema que se vayan a acabar las bombas. Le enviamos un correo al autor principal Sergey Motov sobre esto y su respuesta fue la siguiente:
“En mi servicio de emergencias, no se usa bomba de infusión IV de manera rutinaria para infusiones corta de bajas dosis de Ketamina. Después de 6 años de hacerlo así, no ha habido mayor efecto secundario. Nuestros enfermeros y farmacéuticos están a gusto con el abordaje sin bomba al haber ajustar el flujo a un margen de tiempo de 15min. Además, limitamos la dosis máxima a 30 mg incluso si el peso de los pacientes superaba los 100kg, lo que brinda mayor seguridad/comodidad al personal. Esto solo se aplica a la infusión rápida. Para goteo continuo usamos bombas de infusión IV.
Conclusión del autor: “Bajas dosis de Ketamina dadas en infusión lenta se asocia a tasas significativamente más bajas de sensación de irrealidad y sedación, sin alguna diferencia en la eficiencia analgésica en comparación con el bolo IV.”
Relevancia clínica: Bajas dosis de Ketamina de 0.3mg/kg, mezclado en 100mL de solución salina dada en infusión lenta (15 minutos) ha disminuido el efecto adverso (alucinaciones o mareo) e igualado el perfil analgésico comparado con el bolo IV (5 minutos) de Ketamina a bajas dosis.
¿Cuál es la mejor manera de administrar bajas dosis IV de Ketamina para el dolor y minimizar efectos adversos? Respuesta:  0.3mg/kg IV de Ketamina en 100mL durante 15min (Motov S et al. AJEM 2017)
Link Original: R.E.B.E.L. EM
Autor: Salim Rezaie y Rob Bryant 
Traducción: Valeria Ordónez
Edición: Henrique Puls, MD
Bibliografía:
  1. Motov S et al. A Prospective Randomized, Double-Dummy Trial Comparing Intravenous Push Dose of Low Dose Ketamine to Short Infusion of Low Dose Ketamine for Treatment of Moderate to Severe Pain in the Emergency Department. AJEM 2017; S0735 – 6757(17): 30171 – 7.  PMID: 28283340
Para más información de este tema, visita esta revisión de Bryan Hayes en el PharmERToxGuy:
Cómo administrar baja dosis de Ketamina IV para el dolor en el Departamento de Emergencia.
Publicado por: Rob Bryant (Twitter: RobJBryant13)

“Guía de práctica clínica sobre el manejo del traumatismo craneoencefálico en el ámbito extra e intrahospitalario de la CAPV”. Osakidetza

Guía de práctica clínica sobre el manejo del traumatismo craneoencefálico en el ámbito extra e intrahospitalario de la CAPV”. Osakidetz
Dr. Ramon Reyes, MD





Guía de Práctica Clínica Para el diagnóstico y tratamiento de pacientes adultos con trauma craneoencefálico severo
Sistema General de Seguridad Social en Salud – Colombia Guía completa 2014-
Guía No. GPC-2014-30




DEA "DESA" Carreteras Cardioprotegidas en España

Publicado en este blog por Dr. Ramon Reyes, MD 
Las autopistas españolas tendrán 33 desfibriladores para reanimación cardíaca
Este proyecto, implantado ya en las autopistas más modernas de Europa, dota a la red vial española de aparatos que permitirán ampliar la prevención en salud cardiovascular y garantizar las posibilidades de supervivencia de los usuarios que sufran una crisis o parada cardíaca, según informó Autopistas.
Durante el primer año de la iniciativa, la compañía pondrá en marcha un plan de formación para todo su personal con el propósito de fomentar las buenas prácticas y poner a su alcance las herramientas necesarias para asegurar el uso profesional de los aparatos y una atención de primeros auxilios de calidad para todos los usuarios.
El servicio que ofrecen los aparatos cardioprotectores que se instalarán en las autopistas está basado en una tecnología que cuenta con las máximas garantías de seguridad. Autopistas apuntó que el uso de los desfibriladores está totalmente exento de riesgo en cuanto a que no produce descarga si la persona no está fibrilando, sino sólo cuando el equipo así lo aconseja.
Además, los aparatos proporcionarán instrucciones verbales de qué hacer en cada momento para evitar confusiones y velar por las prácticas correctas.
En cuanto al uso, cada vez que se retire el desfibrilador de la localización correspondiente saltará un mensaje para saber dónde y qué aparato se ha activado y se realizará también una llamada automática al 112.
Los aparatos se instalarán entre edificios, talleres y áreas de servicio de las autopistas para garantizar el mantenimiento de los desfibriladores, así como su protección ante fenómenos meteorológicos y agentes externos, a la vez que permitirá que estén más a mano del personal de Autopistas. No obstante, se podrán retirar y llevar en el coche hasta donde el usuario quiera con el fin de mejorar su eficacia y adaptabilidad.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)
Autopistas, del Grupo Abertis, repartirá 33 desfibriladores semiautomáticos por toda la red de autopistas gestionadas por la compañía en España, además de ofrecer un plan de formación a toda su personal durante el primer año de la iniciativa con el que garantizar un uso profesional de los aparatos y una atención de primeros auxilios de calidad para todos los usuarios.
Los desfibriladores, que solo generan descarga cuando el equipo así lo aconseja, proporcionarán instrucciones verbales, cada vez que se usen saltará un mensaje para saber dónde y qué aparato se ha activado y se efectuará una llamad automática al 112.
Con el objetivo de proteger a los aparatos de la meteorología y de agentes externos, serán instalados entre los edificios, talleres y áreas de servicio de las autopistas, aunque también se podrán retirar y ser trasladados.

TELEFUNKEN AED (Totalmente Europeo)
DISPONIBLE EN TODA AMERICA
6 AÑOS DE GARANTIA (ECONOMICO)

Si utilizas el aparato en un paciente solo con enviar la data del aparato ENVIAMOS GRATIS PARCHE Y BATERIA (Nadie en el Mundo hace algo asi)

TELEFUNKEN AED DISPONIBLE EN TODA AMERICA 6 AÑOS DE GARANTIA (ECONOMICO)http://goo.gl/JIYJwk

Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS

+34 640 220 306 (Numero Internacional en España)

eeiispain@gmail.com

Facebook: Dr. Ramon Reyes, MD
LinkeIn https://es.linkedin.com/in/drramonreyes

Twitter: @DrtoleteMD

Instagram: https://www.instagram.com/drtolete/

¿Por qué el Desfibrilador TELEFUNKEN?

El DESFIBRILADOR de Telefunken es un DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO sumamente avanzado y muy fácil de manejar.

Fruto de más de 10 años de desarrollo, y avalado por TELEFUNKEN, fabricante con más de 80 años de historia en la fabricación de dispositivos electrónicos.

El desfibrilador TELEFUNKEN cuenta con las más exigentes certificaciones.

Realiza automáticamente autodiagnósticos diarios y mensuales.

Incluye bolsa y accesorios.

Dispone de electrodos de "ADULTO" y "PEDIÁTRICOS".
Tiene 6 años de garantía.
Componentes kit de emergencias
Máscarilla de respiración con conexión de oxígeno.
Tijeras para cortar la ropa
Rasuradora.
Guantes desechables.

¿ Qué es una Parada Cardíaca?

Cada año solo en paises como España mueren más de 25.000 personas por muerte súbita.

La mayoría en entornos extrahospitalarios, y casi el 80-90 % ocasionadas por un trastorno eléctrico del corazón llamado"FIBRILACIÓN VENTRICULAR"

El único tratamiento efectivo en estos casos es la "Desfibrilación precoz".

"Por cada minuto de retraso en realizar la desfibrilación, las posibilidades de supervivencia disminuyen en más de un 10%".

¿ Qué es un desfibrilador ?

El desfibrilador semiautomático (DESA) es un pequeño aparato que se conecta a la víctima que supuestamente ha sufrido una parada cardíaca por medio de parches (electrodos adhesivos).

¿ Cómo funciona ?

SU FUNDAMENTO ES SENCILLO:

El DESA "Desfibrilador" analiza automáticamente el ritmo del corazón. Si identifica un ritmo de parada cardíaca tratable mediante la desfibrilación ( fibrilación ventricular), recomendará una descarga y deberá realizarse la misma pulsando un botón.

SU USO ES FÁCIL:

El desfibrilador va guiando al reanimador durante todo el proceso, por medio de mensajes de voz, realizando las órdenes paso a paso.

SU USO ES SEGURO:

Únicamente si detecta este ritmo de parada desfibrilable (FV) y (Taquicardia Ventricular sin Pulso) permite la aplicación de la descarga. (Si por ejemplo nos encontrásemos ante una víctima inconsciente que únicamente ha sufrido un desmayo, el desfibrilador no permitiría nunca aplicar una descarga).

¿Quién puede usar un desfibrilador TELEFUNKEN?

No es necesario que el reanimador sea médico, Enfermero o Tecnico en Emergencias Sanitarias para poder utilizar el desfibrilador.

Cualquier persona (no médico) que haya superado un curso de formación específico impartido por un centro homologado y acreditado estará capacitado y legalmente autorizado para utilizar el DESFIBRILADOR (En nuestro caso la certificacion es de validez mundial por seguir los protolos internacionales del ILCOR International Liaison Committee on Resuscitation. y Una institucion de prestigio internacional que avale que se han seguido los procedimientos tanto de formacion, ademas de los lineamientos del fabricante como es el caso de eeii.edu

TELEFUNKEN en Rep. Dominicana es parte de Emergency Educational Institute International de Florida. Estados Unidos, siendo Centro de Entrenamiento Autorizado por la American Heart Association y American Safety and Health Institute (Por lo que podemos certificar ILCOR) Acreditacion con validez en todo el mundo y al mismo tiempo certificar el lugar en donde son colocados nuestros Desfibriladores como Centros Cardioprotegidos que cumplen con todos los estanderes tanto Europeos CE como de Estados Unidos y Canada

DATOS TÉCNICOS

Dimensiones: 220 x 275 x 85mm

Peso: 2,6 Kg.

Clase de equipo: IIb

ESPECIFICACIONES

Temperatura: 0° C – + 50° C (sin electrodos)

Presión: 800 – 1060 hPa

Humedad: 0% – 95%

Máximo Grado de protección contra la humedad: IP 55

Máximo grado de protección contra golpes:IEC 601-1:1988+A1:1991+A2:1995

Tiempo en espera de las baterías: 3 años (Deben de ser cambiadas para garantizar un servicio optimo del aparato a los 3 años de uso)

Tiempo en espera de los electrodos: 3 años (Recomendamos sustitucion para mantener estandares internacionales de calidad)

Número de choques: >200

Capacidad de monitorización: > 20 horas (Significa que con una sola bateria tienes 20 horas de monitorizacion continua del paciente en caso de desastre, es optimo por el tiempo que podemos permanecer en monitorizacion del paciente posterior a la reanimacion)

Tiempo análisis ECG: < 10 segundos (En menos de 10 seg. TELEFUNKEN AED, ha hecho el diagnostico y estara listo para suministrar tratamiento de forma automatica)

Ciclo análisis + preparación del shock: < 15 segundos

Botón información: Informa sobre el tiempo de uso y el número de descargas administradas durante el evento con sólo pulsar un botón

Claras señales acústicas y visuales: guía por voz y mediante señales luminosas al reanimador durante todo el proceso de reanimación.

Metrónomo: que indica la frecuencia correcta para las compresiones torácicas. con las Guias 2015-2020, esto garantiza que al seguir el ritmo pautado de compresiones que nos indica el aparato de forma acustica y visual, podremos dar RCP de ALTA calidad con un aparato extremadamente moderno, pero economico.

Normas aplicadas: EN 60601-1:2006, EN 60601-1-4:1996, EN 60601-1:2007, EN 60601-2-4:2003

Sensibilidad y precisión:

Sensibilidad > 90%, tip. 98%,

Especificidad > 95%, tip. 96%,

Asistolia umbral < ±80μV

Protocolo de reanimación: ILCOR 2015-2020

Análisis ECG: Ritmos cardiacos tratables (VF, VT rápida), Ritmos cardiacos no tratables (asistolia, NSR, etc.)

Control de impedancia: Medición9 de la impedancia continua, detección de movimiento, detección de respiración

Control de los electrodos : Calidad del contacto

Identificación de ritmo normal de marcapasos

Lenguas: Holandés, inglés, alemán, francés, español, sueco, danés, noruega, italiano, ruso, chino

Comunicación-interfaz: USB 2.0 (El mas simple y economico del mercado)

Usuarios-interfaz: Operación de tres botones (botón de encendido/apagado , botón de choque/información.

Indicación LED: para el estado del proceso de reanimación. (Para ambientes ruidosos y en caso de personas con limitaciones acusticas)

Impulso-desfibrilación: Bifásico (Bajo Nivel de Energia, pero mayor calidad que causa menos daño al musculo cardiaco), tensión controlada

Energía de choque máxima: Energía Alta 300J (impedancia de paciente 75Ω), Energía Baja 200J

THE TRAUMA CHAIN OF SURVIVAL / Cadena de Supervivencia en el Trauma


THE TRAUMA CHAIN OF SURVIVAL / Cadena de Supervivencia en el Trauma

THE TRAUMA CHAIN OF SURVIVAL / Cadena de Supervivencia en el Trauma


Strengthening the trauma chain of survival

  1. K. Søreide*
Version of Record online: 22 DEC 2011
DOI: 10.1002/bjs.7795








Download PDF

This special issue on trauma highlights established and emerging areas in injury care ranging from epidemiology to epigenetics. It does not attempt to cover the complete trauma chain of survival (Fig.1); rather, the collection reflects areas of current and ongoing interest, explores translational aspects of pathophysiology in trauma care, discusses changes in concepts and paradigms, and gives ‘best evidence’ even where this is still guided largely by expert opinion and limited data. Randomized clinical trials, systematic reviews and meta-analyses demonstrate that rigorous methodology can, however, be applied in trauma studies resulting in better quality evidence. Mathematical modelling and narrative review of experimental research with translational applications also show that research in trauma care can move from the laboratory to the bedside.


A mix of commissioned and unsolicited material has been evaluated and edited for inclusion. Several papers are followed by expert commentaries that may foster further reflection and discussion. Interest in publication has been enormous. Following a call for papers on this topic, those selected represent only 10 per cent of all submissions.
The care of injured patients is based on appropriate, timely and correct intervention through each link in the trauma chain of survival (Fig.1). Breaks in the chain result in suboptimal outcomes. A systems approach to the injured patient ensures appropriate care at each level. This involves many clinicians and management plans that defy specialty-drawn borders1. The potential benefits with appropriate care are substantial. Many injured patients are young with many working years ahead and a considerable number of life-years to gain if death and disability can be avoided2. Evaluation of outcomes other than mortality is urgently needed, although few trauma registries contain such information3. Exactly which link in the chain has the greatest influence on outcome for each injured patient is largely unknown. Strengthening one part of the chain may have greater benefits in certain situations than others, but the surgeon has much to offer both in maintaining the chain and in making it stronger. While focus on optimizing resuscitative strategies and training of surgical technique may be important in areas with mature systems with few breaks in the chain, focus on logistics and resource allocation may be the cornerstone in other settings, such as in disaster management or the development of strategies in resource-poor locations.
Despite a global rise in trauma and an increasing volume of surgical work, trauma care seems poorly represented in most federal funding programmes, global organizations and patient interest groups. The lack of global and uniform standards for collecting, reporting and auditing data is in stark contrast to other health problems, for instance relating to cancer or cardiovascular disease. There are no agreed uniform standards for measuring the various relevant outcomes other than death, but attempts to harmonize definitions are in development4 and hopefully these will enable improved European and global networks for data collection, sharing and comparison.
The surgeon has always played an important role in the care of the injured patient. Indeed trauma has been a part of BJS publishing history since the first volume in 1913. It is interesting to see how surgeons understood shock in the past5, and reassuring to see the change in knowledge of its pathophysiology a century later, as reviewed in this supplement. It is disturbing to note, however, that management is still often based on expert opinion and emerging concepts. The reviews in this series are intended both to instruct where evidence is available and to highlight gaps in knowledge.
Research in difficult environments and urgent situations where there is a need for rapid decisions and interventions is particularly challenging in terms of methodology, logistics, practicality and ethics. Not every new theory and principle can be tested in a controlled environment before being brought to clinical use. It should not be forgotten, however, that surgeons have adopted experimental approaches to common injuries in the past6 and have brought these concepts to saving life and limbs for better outcomes. This supplement points to clinical challenges with vascular and extremity injuries with novel approaches likely to result in further advances and better outcomes in years to come. At the other end of the scale, gaining experience in understanding and dealing with rare, complex and highly lethal injuries, such as those of the pancreas7, is always likely to have its basis in the realities of clinical practice. The series of over 200 penetrating pancreas injuries managed in Cape Town, described in this supplement, is one of the largest of its kind and represents a compelling experience8. Most surgeons will see few, if any, such injuries during a lifetime.
Hippocrates urged surgeons who wanted to learn about wounds and injuries to follow the army into war. While all surgeons cannot go to war to learn, recent acts of civilian terror remind us of the need for domestic preparedness. Knowledge of patterns of injury seen in warfare has become important even for civilian surgeons9. The unpredictable events of nature also call on surgeons to respond following earthquakes, floods and other natural disasters. Unintentional injuries, dominated by road traffic accidents, are responsible for an increasing number of deaths and disability, particularly in a young population210. Despite all of this, the shift towards specialized modern surgery has left trauma in many countries as a Cinderella activity within general surgery. William Halsted once stated that every hospital should have at least one surgeon who was particularly adept with all surgical emergencies and injuries. In many healthcare systems this is no longer the case, owing to subspecialization, yet it behoves the surgical community to face up to the demands of modern trauma care.
The potential for research in trauma to spill over into care of the elective surgical patient should not be overlooked. This may be true for clinical experience, but also for understanding mechanisms of disease. Understanding the ways in which a single-nucleotide polymorphism makes patients respond to a traumatic insult in different ways and react to therapies that affect outcome11 leads the researcher to investigate cellular pathways involved, potentially applying new knowledge in a non-trauma context as well. Advances in blood component therapy and increased understanding of the activated coagulation system are now used in several situations. Military drivers for the development of artificial or haemoglobin-based oxygen carriers and dried blood products stored at ambient temperatures12may be used to replace human blood transfusions in civilian medicine. Studies in the laboratory may translate into new modes of haemostatic resuscitation and protection for cellular damage, including epigenetic manipulation at the DNA level13. A better understanding of the potential value of fluids that preserve cellular functions and avoid secondary organ reperfusion injury or exploration of the role of deep therapeutic hypothermia may lead to applications valuable for a number of clinical disciplines. Damage considered irreparable, such as complete spinal cord injuries, may be viewed differently in the future, for example by using neuronal stem cells14 and engineering nanostructured matrices into neuroprosthetics15 to regenerate axons for eventual neurological recovery. Inevitably, the results of some of these studies will challenge existing concepts regarding human physiology and cellular biology, and change our views of possible outcomes and potential in rehabilitation.
It is hoped that that this supplement will be thought-provoking and stimulate ideas and new research in trauma. BJS welcomes future submissions of papers that are likely robustly to confirm, translate, change or redirect the thinking and care of injured patients. In doing so, it is hoped that this reinforces the role of the surgeon in the trauma chain of survival.

  • 1
    Davenport RATai NWest ABouamra OAylwin CWoodford M et al. A major trauma centre is a specialty hospital not a hospital of specialtiesBr J Surg 201097109117.
  • 2
    Mock CAbantanga FGoosen JJoshipura MJuillard CStrengthening care of injured children globallyBull World Health Organ200987382389.
  • 3
    Sleat GKArdolino AMWillett KMOutcome measures in major trauma care: a review of current international trauma registry practiceEmerg Med J 2011; [Epub ahead of print].
  • 4
    Ringdal KGLossius HMJones JMLauritsen JMCoats TJPalmer CS et al. Collecting core data in severely injured patients using a consensus trauma template: an international multicentre studyCrit Care 201115R237.
  • 5
    Rendle Short AThe nature of surgical shockBr J Surg 19131(1): 114127.
  • 6
    Hey Groves EWAn experimental study of the operative treatment of fracturesBr J Surg 19131(4): 438501.
  • 7
    Grey Turner GTwo cases of injury to the pancreasBr J Surg 19131(4): 637643.
  • 8
    Chinnery GEKrige JEJKotze UKNavsaria P and Nicol ASurgical management and outcome of civilian gunshot injuries to the pancreasBr J Surg 201299(Suppl 1): 140148.
  • 9
    Owers CMorgan JLGarner JPAbdominal trauma in primary blast injuryBr J Surg 201198168179.
  • 10
    Gore FMBloem PJPatton GCFerguson JJoseph VCoffey C et al. Global burden of disease in young people aged 10–24 years: a systematic analysisLancet 201137720932102.
  • 11
    Chen KHZeng LGu WZhou JDu DYJiang JXPolymorphisms in the toll-like receptor 9 gene associated with sepsis and multiple organ dysfunction after major blunt traumaBr J Surg 20119812521259.
  • 12
    Holcomb JBReconstitution: reverse engineeringJ Trauma 201170(Suppl): S65S67.
  • 13
    Li YAlam HBModulation of acetylation: creating a pro-survival and anti-inflammatory phenotype in lethal hemorrhagic and septic shockJ Biomed Biotechnol 20112011523481.
  • 14
    Abematsu MTsujimura KYamano MSaito MKohno KKohyama J et al. Neurons derived from transplanted neural stem cells restore disrupted neuronal circuitry in a mouse model of spinal cord injuryJ Clin Invest 201012032553266.
  • 15
    Gelain FPanseri SAntonini SCunha CDonega MLowery J et al. Transplantation of nanostructured composite scaffolds results in the regeneration of chronically injured spinal cordsACS Nano 20115227236.

  • THE TRAUMA CHAIN OF SURVIVAL / Cadena de Supervivencia en el Trauma


Cortesía...
EMS España / Emergency Medical Services en España



Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS
https://www.facebook.com/drramonreyesdiaz