We Support The Free Share of the Medical Information

Tactical Emergency Casualty Care

Tactical Emergency Casualty Care
Curso TECC España

Facebook EMS SOLUTIONS INTERNATIONAL

miércoles, 30 de noviembre de 2016

DECÁLOGO DE ACTUACIÓN EN LOS COLEGIOS ANTE LAS ALERGIAS Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP)

DECÁLOGO DE ACTUACIÓN EN LOS COLEGIOS ANTE LAS ALERGIAS
 
 
La mayor parte de los colegios españoles no son seguros para los niños alérgicos
por web SEICAP - 28/11/2012
La Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) elabora un decálogo de medidas sobre cómo actuar en los colegios ante las alergias

Dos de cada tres colegios españoles tiene al menos un niño con riesgo de sufrir anafilaxia y, sin embargo, la mayor parte no están preparados para garantizar su seguridad. Así lo denuncia la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP), que ha elaborado un decálogo con medidas para que el personal escolar sepa cómo actuar ante una crisis.
Las alergias afectan a una cuarta parte de los niños escolares europeos, reducen su calidad de vida y pueden repercutir en su rendimiento escolar y en muchos casos provocar faltas de asistencia. “Hay alumnos que padecen al mismo tiempo distintas enfermedades: rinitis alérgica, asma, eccema y alergia a los alimentos y las reacciones pueden desembocar en anafilaxia o incluso muerte, pero las escuelas no están preparadas para ello”, explica el doctor Juan Carlos Cerdá, coordinador de Educación Sanitaria de la SEICAP. Es en esta época cuando más se agudizan los síntomas de las alergias. De hecho, según un estudio español realizado por el Centro de Salud Pública de Castellon y publicado en noviembre en la revista International Journal of Biometeorology, “los episodios de sibilancias (pitos) y de asma aumentan con la lluvia”.
“La falta de seguridad en la escuela viene derivada porque no existe un programa de formación que debería incluir a las familias y a los profesionales de la educación y de la salud”, reclama el doctor. A juicio de este especialista “hay que garantizar que el niño alérgico esté bien identificado y que el personal docente y no docente está entrenado y formado para saber cómo actuar”. Los alergólogos pediátricos aseguran que debería existir un protocolo de actuación y de prevención. “Las escuelas deben indagar sobre enfermedades alérgicas entre los nuevos alumnos, tener un informe médico en el que venga detallado el diagnóstico y el tratamiento y cuidar ante todo la adecuada evitación de los alérgenos. En muy pocos colegios se cumple”, añade.
El aspecto legal también cuenta. Hay centros que no permiten que los alumnos lleven la medicación de urgencia. “Es inadmisible que un niño con asma no pueda ir a la escuela con el broncodilatador. Pero también hay centros donde el personal escolar se niega a administrarla por cuestiones legales”,  señala el doctor Cerdá. Según las regulaciones actuales, el profesor no tiene un deber específico en términos de protección de la salud del menor, con lo cual no está autorizado a administrar la medicación. “El debate está entre la responsabilidad legal del profesor y la necesidad de cuidados y derecho a la intimidad del niño. Por eso debería existir una legislación específica para el alumnado alérgico”, añade este especialista.
La falta de protección y la exposición a los alérgenos como ácaros de polvo, polen o ciertos alimentos, no son los únicos obstáculos a los que se enfrentan los niños alérgicos día a día en la escuela. Además, sufren rechazo por parte de muchos compañeros que miran con burla “al que no puede practicar deporte, los que se duermen en clase por culpa de la medicación, incluso los hay que son regañados por el profesor por hacer ciertos ruidos con la nariz debido a la rinitis”, indica este especialista.
Protocolo de actuación: Alerta escolar
Los alergólogos pediátricos desde el grupo de Educación Sanitaria de SEICAP luchan porque la seguridad y protección del niño alérgico estén garantizadas. De momento se ha conseguido implantar el programa Alerta Escolar en Galicia, gracias a un acuerdo entre la Consejería de Sanidad y Educación.  La escuela informa a la Fundación Pública Urgencias Sanitarias de Galicia-061 de quienes son los niños que tienen matriculados con alergia u otras patologías como diabetes o epilepsia y éstos son registrados en una base de datos.
Cuando uno de esos niños sufre alguna crisis el profesor debe facilitar su nombre y apellido para poderlo identificar en la base. Así conocen no sólo su patología sino las complicaciones que se pudiesen presentar mientras la asistencia sanitaria llega al centro. Además existe detrás una formación al personal del colegio. “Queremos conseguir que este sistema se implante en toda España porque está funcionando muy bien y puede salvar muchas vidas”, añade el doctor.
Para más información:
Carlos Mateos/Rocío Jiménez. COM SALUD.
Tels.: 91223 66 78/ 685 53 68 16

DECÁLOGO DE ACTUACIÓN EN LOS COLEGIOS ANTE LAS ALERGIAS
1. Designar una persona responsable de la organización general de la atención al niño
con reacciones alérgicas o asmáticas severas. Esta persona debe asegurarse de que el
niño en riesgo está bien identificado por todo el personal del colegio
2. Estar en posesión del informe del diagnóstico y el tratamiento que haya elaborado el
especialista pediátrico. Los padres deben facilitar una copia del mismo al personal de
la escuela.
3. El responsable designará a varias personas que sepan cómo actuar ante una reacción
de un niño concreto.
4. El personal escolar debe recibir formación por parte de un profesional sanitario sobre
la evitación de alérgenos y el reconocimiento y tratamiento de urgencia ante una
reacción alérgica
5. El responsable debe custodiar la medicación de urgencia en un lugar seguro pero
accesible en caso de emergencia.
6. El responsable deberá saber administrar la medicación de urgencia en el caso de que
no pueda haber retrasos.
7. Los responsables deben conocer los circuitos de atención médica urgente y de aviso a
padres o tutores
8. El personal de cocina y los monitores del comedor deben estar bien informados acerca
de las alergias alimentarias que puedan tener los alumnos
9. El personal del colegio debe tomar precauciones en todas las zonas de la escuela:
aulas, patios, gimnasios, campos de deporte, laboratorios, talleres, autobuses, etc;
pero también en todas aquellas actividades realizadas fuera del colegio como
excursiones o viajes.
10. El personal del colegio debe tener inmunidad frente a acusaciones judiciales.

Mas informacion http://redalergiayasma.org/publicaciones/


Relacionados de nuestro Blog:
Enlace para bajar 
"MI ASMA Y YO" 
Servicio Andaluz de Salud
Relacionado 

Guía de autocuidados para el asma

TELEFUNKEN AED DISPONIBLE EN TODA AMERICA 6 AÑOS DE GARANTIA (ECONOMICO) http://goo.gl/JIYJwk

Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS

Contactos:

+1 809 849 9295 Rep. Dominicana

+34 640 220 306 (Numero Internacional en España)

eeiispain@gmail.com

Skype: drtolete

Facebook: @drramonreyesdiaz

LinkeIn https://es.linkedin.com/in/drramonreyes

Twitter: @DrtoleteMD

Instagram: https://www.instagram.com/drtolete/

¿Por qué el Desfibrilador TELEFUNKEN?

El DESFIBRILADOR de Telefunken es un DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO sumamente avanzado y muy fácil de manejar.

Fruto de más de 10 años de desarrollo, y avalado por TELEFUNKEN, fabricante con más de 80 años de historia en la fabricación de dispositivos electrónicos.

El desfibrilador TELEFUNKEN cuenta con las más exigentes certificaciones.

Realiza automáticamente autodiagnósticos diarios y mensuales.

Incluye bolsa y accesorios.

Dispone de electrodos de "ADULTO" y "PEDIÁTRICOS".
Tiene 6 años de garantía.
Componentes kit de emergencias
Máscarilla de respiración con conexión de oxígeno.
Tijeras para cortar la ropa
Rasuradora.
Guantes desechables.

¿ Qué es una Parada Cardíaca?

Cada año solo en paises como España mueren más de 25.000 personas por muerte súbita.

La mayoría en entornos extrahospitalarios, y casi el 80-90 % ocasionadas por un trastorno eléctrico del corazón llamado"FIBRILACIÓN VENTRICULAR"

El único tratamiento efectivo en estos casos es la "Desfibrilación precoz".

"Por cada minuto de retraso en realizar la desfibrilación, las posibilidades de supervivencia disminuyen en más de un 10%".

¿ Qué es un desfibrilador ?

El desfibrilador semiautomático (DESA) es un pequeño aparato que se conecta a la víctima que supuestamente ha sufrido una parada cardíaca por medio de parches (electrodos adhesivos).

¿ Cómo funciona ?

SU FUNDAMENTO ES SENCILLO:

El DESA "Desfibrilador" analiza automáticamente el ritmo del corazón. Si identifica un ritmo de parada cardíaca tratable mediante la desfibrilación ( fibrilación ventricular), recomendará una descarga y deberá realizarse la misma pulsando un botón.

SU USO ES FÁCIL:

El desfibrilador va guiando al reanimador durante todo el proceso, por medio de mensajes de voz, realizando las órdenes paso a paso.

SU USO ES SEGURO:

Únicamente si detecta este ritmo de parada desfibrilable (FV) y (Taquicardia Ventricular sin Pulso) permite la aplicación de la descarga. (Si por ejemplo nos encontrásemos ante una víctima inconsciente que únicamente ha sufrido un desmayo, el desfibrilador no permitiría nunca aplicar una descarga).

¿Quién puede usar un desfibrilador TELEFUNKEN?

No es necesario que el reanimador sea médico, Enfermero o Tecnico en Emergencias Sanitarias para poder utilizar el desfibrilador.

Cualquier persona (no médico) que haya superado un curso de formación específico impartido por un centro homologado y acreditado estará capacitado y legalmente autorizado para utilizar el DESFIBRILADOR (En nuestro caso la certificacion es de validez mundial por seguir los protolos internacionales del ILCOR International Liaison Committee on Resuscitation. y Una institucion de prestigio internacional que avale que se han seguido los procedimientos tanto de formacion, ademas de los lineamientos del fabricante como es el caso de eeii.edu

TELEFUNKEN en Rep. Dominicana es parte de Emergency Educational Institute International de Florida. Estados Unidos, siendo Centro de Entrenamiento Autorizado por la American Heart Association y American Safety and Health Institute (Por lo que podemos certificar ILCOR) Acreditacion con validez en todo el mundo y al mismo tiempo certificar el lugar en donde son colocados nuestros Desfibriladores como Centros Cardioprotegidos que cumplen con todos los estanderes tanto Europeos CE como de Estados Unidos y Canada

DATOS TÉCNICOS

Dimensiones: 220 x 275 x 85mm

Peso: 2,6 Kg.

Clase de equipo: IIb

ESPECIFICACIONES

Temperatura: 0° C – + 50° C (sin electrodos)

Presión: 800 – 1060 hPa

Humedad: 0% – 95%

Máximo Grado de protección contra la humedad: IP 55

Máximo grado de protección contra golpes:IEC 601-1:1988+A1:1991+A2:1995

Tiempo en espera de las baterías: 3 años (Deben de ser cambiadas para garantizar un servicio optimo del aparato a los 3 años de uso)

Tiempo en espera de los electrodos: 3 años (Recomendamos sustitucion para mantener estandares internacionales de calidad)

Número de choques: >200

Capacidad de monitorización: > 20 horas (Significa que con una sola bateria tienes 20 horas de monitorizacion continua del paciente en caso de desastre, es optimo por el tiempo que podemos permanecer en monitorizacion del paciente posterior a la reanimacion)

Tiempo análisis ECG: < 10 segundos (En menos de 10 seg. TELEFUNKEN AED, ha hecho el diagnostico y estara listo para suministrar tratamiento de forma automatica)

Ciclo análisis + preparación del shock: < 15 segundos

Botón información: Informa sobre el tiempo de uso y el número de descargas administradas durante el evento con sólo pulsar un botón

Claras señales acústicas y visuales: guía por voz y mediante señales luminosas al reanimador durante todo el proceso de reanimación.

Metrónomo: que indica la frecuencia correcta para las compresiones torácicas. con las Guias 2015-2020, esto garantiza que al seguir el ritmo pautado de compresiones que nos indica el aparato de forma acustica y visual, podremos dar RCP de ALTA calidad con un aparato extremadamente moderno, pero economico.

Normas aplicadas: EN 60601-1:2006, EN 60601-1-4:1996, EN 60601-1:2007, EN 60601-2-4:2003

Sensibilidad y precisión:

Sensibilidad > 90%, tip. 98%,

Especificidad > 95%, tip. 96%,

Asistolia umbral < ±80μV

Protocolo de reanimación: ILCOR 2015-2020

Análisis ECG: Ritmos cardiacos tratables (VF, VT rápida), Ritmos cardiacos no tratables (asistolia, NSR, etc.)

Control de impedancia: Medición9 de la impedancia continua, detección de movimiento, detección de respiración

Control de los electrodos : Calidad del contacto

Identificación de ritmo normal de marcapasos

Lenguas: Holandés, inglés, alemán, francés, español, sueco, danés, noruega, italiano, ruso, chino

Comunicación-interfaz: USB 2.0 (El mas simple y economico del mercado)

Usuarios-interfaz: Operación de tres botones (botón de encendido/apagado , botón de choque/información.

Indicación LED: para el estado del proceso de reanimación. (Para ambientes ruidosos y en caso de personas con limitaciones acusticas)

Impulso-desfibrilación: Bifásico (Bajo Nivel de Energia, pero mayor calidad que causa menos daño al musculo cardiaco), tensión controlada

Energía de choque máxima: Energía Alta 300J (impedancia de paciente 75Ω), Energía Baja 200J

(impedancia de paciente 100Ω)
 

domingo, 27 de noviembre de 2016

MANUAL: Guía técnica preventiva de buenas prácticas en seguridad y salud laboral para los empresarios y trabajadores del sector del transporte sanitario

MANUAL: Guía técnica preventiva  de buenas prácticas en  seguridad y salud laboral  para los empresarios y  trabajadores del sector del  transporte sanitario

FINANCIADO por: Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales
PROMOVIDO por:
Asociación de Empresas de Ambulancias
Confederación Nacional de Transporte Sanitario y Socorro
Federación Estatal de Transportes, Comunicaciones y Mar de UGT
Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias
Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO
REALIZADO por: El equipo técnico del Departamento de Desarrollo de Proyectos e Innovación de
SGS TECNOS, S.A.
Depósito Legal: Z-3954-2010

Formato: pdf
Tamaño: 2.7 MB
128 paginas



CURSO
Bleeding Control for the Injured Course "Stop The Bleed" / Control de Sangrados para el Herido http://goo.gl/OaQp6A

TELEFUNKEN AED DESFIBRILADOR FULL AUTOMATICO "0" RIESGOS
DISPONIBLE EN AMERICA (REPUBLICA DOMINICANA)
(ECONOMICO) http://goo.gl/JIYJwk

Contactos:
+1 809 849 9295 Rep. Dominicana
+34 640 220 306 (Numero Internacional en España)
eeiispain@gmail.com
Skype: drtolete
Facebook: @drramonreyesdiaz
LinkeIn https://es.linkedin.com/in/drramonreyes
Twitter: @DrtoleteMD

I nstagram: https://www.instagram.com/drtolete/

viernes, 25 de noviembre de 2016

¿Cómo reaccionar ante un vehículo de emergencia?

Normalmente deberá apartarse hacia la derecha, pero esto varía en función del tipo de carretera por la que circule. En vías de doble sentido, es decir, una carretera secundaria o convencional de un carril por sentido, échese a la derecha para que el vehículo prioritario circule por el centro. En carreteras de dos carriles por sentido, el del carril de la derecha deberá pegarse a la derecha y el de la izquierda a la izquierda, dejando libre el centro. Y en carreteras de tres carriles por sentido, el de la izquierda deberá arrimarse a la mediana, y los que están en el carril central y derecho, a la derecha. 


Cómo reaccionar ante un vehículo de emergencia


jueves, 24 de noviembre de 2016

IATA Medical Manual 8th Edithion March 2016/ Manual Medico de IATA "International Air Transport Association"



Medical Manual

Airlines, medical faculties of universities, travel medicine training organizations, health organizations and government authorities worldwide share a common interest in airline medicine. IATA has brought together the experience and knowledge of 12 medical directors from airlines of all regions to produce the IATA Medical Manual.
IATA's medical manual is available for free, in PDF format, replacing former printed editions. It is regularly updated by IATA's Medical Advisory Group

An essential reference on health questions for airlines

This guide focuses on many facets of airline administration and operations from a medical point of view. It can help you:
  • Implement a medical service in your company (you can use the Medical Manual to build on solid foundations)
  • Learn how to answer questions from the media and authorities on medical issues such as passenger health, air crew health and cabin environment
  • Efficiently deal with sick passengers
  • Better handle crisis situations concerning health issues
  • Train your staff on altitude physiology




lunes, 21 de noviembre de 2016

Needle Decompression: Evidence-Based EMS. EMSWORLD

Insertion site for needle chest decompression procedure.
Photo credit: Photo courtesy of MEDRILLs (www.medrills.com).
You’re a young resident physician on the first ridealong of your EMS rotation. The shift has been dull until boom!—a call comes over the radio, and suddenly lights and siren are at full blare. When the truck screeches to a stop, you hear the front doors open and people screaming outside. You mobilize the monitor and supply bag and wait for the back doors to open to jump out. However, when they open paramedics and firefighters quickly load up a 20-something African-American female who’s been shot in the chest.
Once she’s loaded the EMT calls out vitals: heart rate, 60; blood pressure, 70/40; respiratory rate, 22; oxygen saturation, 99%. You start your ATLS exam. Her airway is midline and patent. Breathing is clear on the left, decreased breath sounds on the right. You palpate weak pulses in the bilateral radial wrists. You remove the patient’s undergarments and note a gunshot wound to the right parasternal area. The paramedic confirms your findings and instructs you to needle-decompress the chest: “You know where to do it, right? Second intercostal space, midclavicular line. Here is the needle.” As you’re about to decompress the patient with a 14-gauge angiocatheter, you wonder if there is a better place to do it.

Discussion

A retrospective review of patients undergoing needle decompression by prehospital providers concluded the procedure is safe to perform and, when done in the decompensating trauma patient, can have beneficial outcomes.16 Traditionally the recommended needle thoracostomy site has been the second intercostal space, midclavicular line (2ICS-MCL). However, within the last 15–20 years, this has come into question on multiple fronts.                                                             
As our population becomes more obese, the distance the needle must traverse becomes longer and the concern that the pleural space is not reached is heightened. The most recent Advanced Trauma Life Support manual recommends “inserting a large-caliber needle into the second intercostal space in the midclavicular line of the affected hemithorax,” but also notes that chest wall thickness can affect the chances of successful needle decompression.6 This was demonstrated as early as 1996 in a case report that noted after successful needle decompression of tension pneumothorax, when the pressure applied to the chest wall to insert the catheter was removed, the natural recoil of the chest wall dislodged the cannula from the pleural space and in essence recreated tension physiology.2
Another factor prompting consideration of alternative sites is secondary injury sustained from needle insertion. A 2003 case series presented three patients with pneumothoraces who were needle-decompressed in the 2ICS-MCL and eventually developed life-threatening intrathoracic hemorrhages.13The author’s concern was that this location was in close proximity to the subclavian vessels and internal mammary artery and its medial branches.13 A separate 2003 case report actually described cardiac tamponade from laceration of the pulmonary artery.3
Lastly it is important to point out that although a healthcare practitioner may know the proper site, that does not mean they can find it. This unfortunate fact was confirmed in a 2005 study that included 25 emergency medicine physicians, 21 of whom were ATLS-certified.8 Twenty-two (88%) of the physicians named a correct location, but only 15 (60%) were able to identify it on a human volunteer.

Radiologic Decompression

As patients become larger and the standard catheter length remains unchanged, entering the pleural space becomes more difficult, which may lead to failed decompressions and worse outcomes. This issue was examined by a series of retrospective studies that utilized CT imaging to document chest wall thickness (CWT) and radiographic decompression based on catheter length.
One study conducted in a U.S. region with a patient population known to have higher obesity rates compared CT radiographic needle compression success based on catheter length. Unsurprisingly, the longer the catheter length, the higher the predicted success rate. Results showed that the standard 4.6-cm catheter would reach the pleural space in 52.7% of the population, the 5.1-cm catheter would reach it in 64.8%, and the 6.4-cm catheter would reach it in 79%.4 Similarly, a 2009 study looked at chest wall thickness at the 2ICS-MCL in trauma patients. Using CT scans of 110 patients, it noted that using a standard-size angiocatheter (4.4 cm), needle decompression would be unsuccessful in 50% of trauma patients based on its patient population.15
Kenji Inaba, MD, and colleagues took this idea one step further. They conducted a retrospective review that compared CWT using CT imaging at the 2ICS-MCL to the fifth intercostal space-anterior axillary line (5ICS-AAL). Thirty randomly selected patients from four predefined BMI quartiles were included for a total of 120 patients. The results were notable for a stepwise increase in CWT in each BMI quartile at both sites. Furthermore, the CWT was statistically greater at the 2ICS-MCL compared to the 5ICS-AAL. Using a 5-cm needle, 42.7% of needle decompressions would be expected to fail at the 2ICS-MCL, compared to 16.7% at the 5ICS-AAL.10 These results were contradicted by a review done by Leon Sanchez, MD, et al. in 2011.14Scans from 159 patients yielded a statistically greater CWT at the fourth ICS and 5ICS-AAL compared to 2ICS-MCL. Additionally, the failure rate based on a 5-cm needle at the 2ICS-MCL was lower (33.6%) compared to the 4ICS-MAL (73.6%) and 5ICS-MAL (55.3%), all statistically significant differences.14
The next logical step was to assess the differences in radiographic decompression using a longer needle. Samuel Chang, MD, et al. performed a retrospective review of 100 CT scans from trauma patients comparing CWT and radiographic decompression success rates using 5-cm versus 8-cm angiocatheters. The results revealed CWT was significantly thicker at the 2ICS-MCL compared to 4ICS-AAL. Using an 8-cm needle, radiographic decompression achieved success at least 96% of the time independent of the site selected.
Using a 5-cm needle, radiographic decompression was achieved 66%–76% of the time at the 2ICS-MCL and 75%–81% of the time at the 4ICS-AAL. Authors also noted that radiologic noninjury (defined as the distance to a vital structure greater than needle length) rates were higher for the 5-cm needle (99% or higher at all sites) compared to the 8-cm (68%–100% depending on site). Furthermore, the lateral approach on the left significantly increased the risk of damaging vital structures, mainly the left ventricle, when using an 8-cm needle.5

Simulated Decompression

The majority of the aforementioned studies comparing chest wall thickness were based on radiographic measurements alone. They did not consider variables for which a static image cannot account, such as chest wall compliance and recoil, changes in body positioning and other complications (kinking, occlusion, etc.). This underscores the importance of using animal models or cadaver trials.
One weakness in these studies is that when patients are needle-decompressed, they are lying supine with their arms at their sides and breast tissue falling to dependent positions, usually laterally. However, in the CT scanner, the arms are positioned above the head, which stretches and thins the muscles of the chest wall and redistributes breast tissue across the chest. Thus it is unclear how this may affect CWT at the 2ICS-MCL and 4ICS-AAL and the success rates of radiologic decompression versus true needle decompression (ND).15
A study done by a Canadian military group compared differences in complication rate, mainly occlusion risk, between the anterior and lateral approaches in a simulated model. Those authors strapped porcine chest walls to the chest wall of a volunteer soldier and performed ND, then prepped the patient on a military stretcher with arms adducted for a simulated two-minute transport. They visually observed bending/kinking of the catheters at the midaxillary line, especially when straps were placed to secure the arms in the adducted position. This was better quantified by indirectly measuring the threshold pressures to initiate flow through the catheter. The pressure required to establish flow through the catheter at the MCL was 7.9 ± 1.8 mm Hg. The pressure required to establish flow through the catheter at the MAL was higher, at 13.1 ± 3.6 mm Hg. Thus it was concluded that the lateral approach did not work as well as the anterior approach because the catheters were more likely to be kinked and occlude.1
A 2011 study led by Inaba used 20 randomly selected human cadavers to assess differences in CWT (distance) and ND success (entry intro pleural space) between the 2ICS-MCL and the 5ICS-MAL. NDs were performed on both the right and left sides using a 5-cm catheter. The CWT was statistically less at the 5ICS-MAL when compared to the 2ICS-MCL on both the right and left by 1 cm on average. Furthermore, the NT was successful 100% of the time in the 5ICS-MAL bilaterally versus 60% on the right and 55% on the left in the 2ICS-MCL, both of which were statistically significant. The study concludes that although their evidence suggests a lateral approach, trials with living humans are necessary before a change in practice should be advocated.9
It is often overlooked that the instruments used to decompress a patient with a tension pneumothorax are not primarily designed for this purpose. Consequently the catheters have an unacceptable and variable rate of failure despite being in the pleural space. This was demonstrated in a two-arm study that created tension pneumothoraces in porcine models until they reached hemodynamic compromise or pulseless electrical activity arrest. In the first arm, of the 19 created tension pneumothorax events, five catheters (26%) failed due to kinking, obstruction or dislodgment within five minutes of insertion, all associated with hemodynamic decline. Of the 14 that remained patent at five minutes, six failed to relieve tension physiology, for an overall failure rate of 58%. In the second arm, there were 14 tension pneumothoraces with PEA events treated initially with ND. The ND failed to restore perfusion in nine events (64%). A tube thoracostomy was performed as a rescue intervention and restored perfusion in eight of the nine NT failures.11

Bottom Line

Based on the current evidence, advocating for a change in primary site selection is premature. However, there are some valuable conclusions that can be drawn from this pool of data. The fourth/fifth intercostal space at the anterior axillary line should be considered in trauma protocols as an alternative site. The British Thoracic Society has included the axillary approach as an alternative since 1993.12 Furthermore, after completing a study of their own that showed the viability of this alternative site, authors of the Tactical Combat Casualty Care Guidelines revised their guidelines to include the lateral approach as an acceptable alternative.7 There are circumstances in which the 2ICS-MCL may be difficult to access or contraindicated, including a gunshot wound, indwelling Port-A-Cath, AICD, overlying infection or protective body armor. An alternative site may be needed.
The data are unclear whether chest wall thickness is greater at the 2ICS-MCL or the 4/5ICS-MCL. In the series of studies focusing on ND, a trend of increasing needle length has been seen. With the increase in needle length, success of radiographic decompression increased. Based on the patterns seen in these studies, one can conclude that the 8-cm needles will maximize success rates independent of approach. However, note that with such long needles, the lateral approach may increase risk of injury to proximal vital structures. From the limited number of studies that have looked at differences in site safety, it appears the anterior approach is farther from vital structures and has less of a chance of injury with incorrect needle insertion.5 However, when needle angle is corrected to perpendicular, the risk of injury becomes almost equivalent.5
At this time there have been no large-scale prospective randomized controlled trials or meta-analyses that have led to a consensus statement. As a result, current practice is based on the various smaller retrospective studies. These studies present weak if not conflicting data. As such, it is difficult to make a new Grade A recommendation to transition to the fourth/fifth intercostal space at the anterior axillary line as the primary site for needle decompression.

References

1. Beckett A, et al. Needle Decompression for Tension Pneumothorax in Tactical Combat Casualty Care: Do Catheters Placed in the Midaxillary Line Kink More Often Than Those in the Midclavicular Line? J Trauma,2011; 71: S408–12.
2. Britten S, Palmer SH. Chest wall thickness may limit adequate drainage of tension pneumothorax by needle thoracocentesis. J Accid Emerg Med, 1996 Nov; 13(6): 426–7.
3. Butler KL, et al. Pulmonary Artery Injury and Cardiac Tamponade after Needle Decompression of a Suspected Tension Pneumothorax. J Trauma, 2003; 54: 610–11.
4. Carter TE, et al. Needle Decompression in Appalachia Do Obese Patients Need Longer Needles? West J Emerg Med, 2013; 14(6): 650–2.
5. Chang SJ, et al. Evaluation of 8.0-cm needle at the fourth anterior axillary line for needle chest decompression of tension pneumothorax. J Trauma Acute Care Surg, 2014 Apr; 76(4): 1,029–34.
6. Committee on Trauma, American College of Surgeons. ATLS: Advanced Trauma Life Support—Student Course Manual, 9th ed. Chicago: American College of Surgeons, 2012.
7. Defense Health Board. Decompression of Tension Pneumothorax Tactical Combat Casualty Care Guideline Recommendations 2012-05. J Special Op Med, 2012; 12(4): 118–22.
8. Ferrie EP, Collum N, McGovern S. The right place in the right space? Awareness of site for needle thoracocentesis. Emerg Med J, 2005 Nov; 22(11): 788–9.
9. Inaba K, et al. Optimal Positioning for Emergent Needle Thoracostomy: A Cadaver-Based Study. J Trauma,2011; 71: 1,099–103.
10. Inaba K, et al. Radiologic evaluation of alternative sites for needle decompression of tension pneumothorax. Arch Surg, 2012 Sep; 147(9): 813–8.
11. Martin M, Satterly S, Inaba K, Blair K. Does needle thoracostomy provide adequate and effective decompression of tension pneumothorax? J Trauma Acute Care Surg, 2012 Dec; 73(6): 1,412–7.
12. Miller AC, et al. Guidelines for the management of spontaneous pneumothorax. BMJ, 1993; 307: 114–16
13. Rawlins R, et al. Life threatening haemorrhage after anterior needle aspiration of pneumothoraces. A role for lateral needle aspiration in emergency decompression of spontaneous pneumothorax.Emerg Med J, 2003 Jul; 20(4): 383–4.
14. Sanchez LD, et al. Anterior versus lateral needle decompression of tension pneumothorax: comparison by computed tomography chest wall measurement. Acad Emerg Med, 2011 Oct; 18(10): 1,022–6.
15. Stevens RL, et al. Needle thoracostomy for tension pneumothorax: failure predicted by chest computed tomography. Prehosp Emerg Care, 2009 Jan-Mar; 13(1): 14–7.
16. Warner KJ, Copass MK, Bulger EM. Paramedic use of needle thoracostomy in the prehospital environment. Prehosp Emerg Care, 2008 Apr–Jun; 12(2): 162–8.
17. Wax DB, et al. Radiologic assessment of potential sites for needle decompression of a tension pneumothorax. Anesth Analg, 2007 Nov; 105(5): 1,385–8.
Daniel Charles Kolinsky, MD, is a second-year emergency medicine resident physician at Washington University in St. Louis, and a graduate of Louisiana State University Health Sciences Center. His professional interests include medical education, patient-physician dynamics, and EMS critical care.
Hawnwan Philip Moy, MD, is an assistant medical director of the Saint Louis City Fire Department, and emergency medicine clinical instructor and core faculty of the EMS Section of the Division of Emergency Medicine at Washington University in Saint Louis, MO. He completed his emergency medicine residency at Barnes Jewish Hospital/Washington University in Saint Louis and his EMS fellowship at the University of North Carolina in Chapel Hill.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Pez globo - Tetrodotoxina Revisado por la Dra. Clara Crespillo . Hospital La Paz-Carlos III

Pez globo - Tetrodotoxina  Revisado por la Dra. Clara Crespillo . Hospital La Paz-Carlos III

Pez globo - Tetrodotoxina

El fugu, nombre con el que es conocido el pez globo en Japón, ha sido consumido durante siglos y es actualmente considerado una delicia culinaria en muchas zonas del mundo. La presencia en algunos de estos peces de una toxina potencialmente mortal para el ser humano (tetrodotoxina), ha hecho que su consumo sea controlado de manera más estricta y su manipulación limitada a cocineros específicamente formados.
A pesar de ello continúa habiendo casos de intoxicación secundaria a su consumo, que en los últimos años no se limitan exclusivamente a Asia o el océano Índico, sino que se extienden, aunque siempre a modo de casos aislados, a todos los continentes.
Por otro lado, dado el amplio conocimiento actual de la toxina, en las últimas décadas, se ha comenzado a estudiar su aplicación como terapia para el dolor crónico en el ser humano. 
Pez globo - Tetrodotoxina  Revisado por la Dra. Clara Crespillo . Hospital La Paz-Carlos III
El Riesgo de comer Pez globo:
• La tetrodotoxina no es exclusiva del pez globo, como se creía hace años, y tampoco es producida por el propio pez, habiéndose descubierto que su fuente es exógena, contaminándose a través de bacterias endosimbiontes productoras de toxina y de la cadena trófica.
• Situaciones como el cambio climático y las intervenciones en los mares para mejorar las vías comerciales, así como la globalización, han favorecido que en los últimos años, los casos de intoxicación por TTX, se hayan descrito, aunque de manera aislada, a lo largo de todo el mundo.
• Actualmente los casos de intoxicación se relacionan principalmente con consumos no controlados y adquisición del pescado fuera de las vías comerciales legales, dado que tanto su consumo como su preparación está controlado y regularizado en todo el mundo.
• La toxina es indetectable por el ser humano y produce síntomas que pueden ir de leves hasta tan graves que produzcan la muerte en pocos minutos. La única manera de evitarlo es no consumiendo este tipo de peces o hacerlo únicamente en lugares especialmente preparados para ello. 
• No existe tratamiento en la actualidad, las medidas a tomar son acudir rápidamente a un centro hospitalario, con el inicio de los primeros síntomas.
• Dado el amplio conocimiento que se tiene de la toxina, se están llevando a cabo estudios en los que se aplica su efecto para el tratamiento del dolor crónico con resultados prometedores, aunque no concluyentes. 
Pez globo - Tetrodotoxina  Revisado por la Dra. Clara Crespillo . Hospital La Paz-Carlos III

Pez Globo (Tetrodotoxina)





  • Historia:

    En julio de 1894 Yoshizumi Tahara, presentó a la Sociedad de Farmacéuticos de Japón, un veneno aislado en los ovarios de un pez globo (1). Más adelante, en 1909 se confirma la presencia de esta sustancia en la mayor parte del organismo del pez, especialmente en el hígado, pero también en piel e intestinos. En los años sesenta se define su estructura química (Figura 1) y es llamada Tetrodotoxina(TTX), nombre derivado de la familia taxonómica de peces marinos a los que pertenece el pez globo, Tetraodontidae (2).

    Inicialmente se atribuía la presencia de la TTX exclusivamente al pez globo. Sin embargo, desde su hallazgo casual en 1964 en un anfibio (tritón de California) en Estados Unidos (3), la toxina ha sido aislada en otras especies tanto terrestres, como marinas, desde sapos, pulpos, estrellas de mar, cangrejos, hasta algunos tipos de pez volador (4). 

  • El origen de la TTX es aún desconocido. Inicialmente existía la hipótesis de que fuera fruto del propio metabolismo del pez (por tanto, endógeno), sin embargo en los últimos años se han descubierto varios hallazgos que apuntan más hacia un origen exógeno: 



  • • Se han descrito varios tipos de bacterias con función endosimbionte en el pez, que producen TTX, entre las que se encuentran PseudomonasVibrioBacillusActinomyces y Aeromonas (5).
    • Mediante experimentos en los cuales se ha expuesto al pez globo a distintas dietas con contenidos altos o nulos de TTX, se ha descubierto que la adquisición inicial del pez podría ser mediante la ingestión de bacterias, y que posteriormente se aumentaría la cantidad de toxina a través de la cadena trófica. Los peces son más tóxicos cuanta más cantidad de TTX encuentran en su dieta y su toxicidad desaparece cuando son criados con dietas libres de la misma (6,7). Además la cantidad de toxina del pez puede variar en función de la especie y la estación del año (8).





  • Epidemiología:

    Japón es el país con mayor cultura de consumo de pez globo y por tanto el que más casos de intoxicación ha presentado a lo largo de la historia. Se han descrito en torno a 646 casos de intoxicación por TTX en el país del 1974 al 1983, 179 de los cuales fallecieron. Se estima una afectación anual de 30 a 100 personas y en función de las series consultadas, la mortalidad varía del 7% al 50% (4,13).

    Dado que su consumo forma parte de la cultura tradicional japonesa, se han desarrollado leyes para controlar y regular tanto su pesca como su consumo. Actualmente la mayoría de las intoxicaciones se producen por preparaciones y consumo casero o por la adquisición del pez en áreas no comerciales. Su manipulación para el consumo está tan controlada en Japón, que solo puede llevarse a cabo por cocineros autorizados que retiran cuidadosamente las vísceras del pez (con mayor contenido de toxina) y cortan las partes menos afectadas en porciones muy finas para reducir así la cantidad de toxina que pudiera ser ingerida por el comensal (4).

    Sin embargo su presencia se ha extendido en las últimas décadas al Pacífico y Mediterráneo, posiblemente debido al calentamiento global de las aguas además del paso de especies contaminadas con TTX desde el Mar Rojo a través del canal de Suez hasta el Mediterráneo (9). Estas situaciones han dado lugar a casos de intoxicación en el este del Mediterráneo y sur de España (10,11). En las últimas tres décadas ha habido más de 400 casos de intoxicación por TTX descritos fuera de Japón, distribuidos por todo el mundo: Asia (China, Taiwan, Bangladesh), África (Madagascar), América (Hawaii, Estados Unidos, Brasil), Europa (España, Grecia), y Oceanía (Australia, Nueva Zelanda) (8).

  • Pez globo - Tetrodotoxina




  • Clínica (sintomatología):

    La tetrodotoxina es una de las neurotoxinas más potentes de todas las descritas, siendo unas 1200 veces más tóxica para los humanos que el cianuro (8). Se trata de una toxina estable al agua, a la cocción y a cualquier otro proceso de preparación de alimentos.

    Actúa bloqueando los canales de sodio a nivel de la membrana celular y por tanto, reduciendo la excitabilidad celular, afectando principalmente al miocito cardiaco, el músculo esquelético, y el sistema nervioso central y periférico (12).

    La gravedad del cuadro, en función de la clínica presentada, fue establecida por Fukuda y Tani en 1941 (13):

    • Grado 1: Afectación neuromuscular (Parestesias periorales, cefalea, diaforesis, miosis) y síntomas gastrointestinales moderados (Náuseas, vómitos, hipersalivación, diarrea, dolor abdominal, hipermotilidad intestinal y en algunos casos hematemesis).
    • Grado 2: Parestesias con afectación al tronco y las extremidades, ataxia, falta de coordinación, parálisis motora temprana.
    • Grado 3: Aumento de la sintomatología neuromuscular (disartria, disfagia, letargia, descoordinación, parálisis facial, fasciculaciones musculares), síntomas cardiovasculares/pulmonares (hipo o hipertensión, arritmias cardiacas, disnea), síntomas dermatológicos (dermatitis exfoliativa, petequias).
    • Grado 4: pérdida de la consciencia, parada respiratoria, parada cardiaca, hipotensión severa, shock.

    El límite establecido en Japón como apto para el consumo humano es de 2 mg eq TTX/Kg. Tras la ingesta del alimento que contiene la cantidad suficiente de toxina, los síntomas aparecerán entre los 30 minutos y las 6 horas posteriores y en la mayor parte de los casos, éstos disminuyen o desaparecen a las 24 horas de la ingesta, aunque pueden pasar varios días hasta que la recuperación sea completa.

    La muerte se produce en los casos más graves por parada respiratoria o cardíaca y puede aparecer en los casos de mayor ingesta de toxina, a los pocos minutos (5).





  • Diagnóstico:

    Está basado en la sospecha clínica y la historia de consumo reciente de pez globo. Existen métodos para la confirmación diagnóstica mediante la detección de la TTX bien en el pez, bien en la orina o el suero del paciente mediante HPLC (High Performance Liquid Chromatography), siendo la orina de las primeras 24 horas, el método más sensible para la detección de la toxina (14).





  • Tratamiento:

    No existe antídoto y las principales medidas a seguir en la actualidad son, el lavado gástrico y el uso de carbón activado en caso de que el paciente llegue en los primeros 30 minutos tras la ingesta del pescado, y las medidas de soporte vital en casos avanzados y graves. Sin embargo se están desarrollando múltiples estudios en busca de una terapia válida, una vez los síntomas están establecidos.

    Desde hace años se ha utilizado el tratamiento con anticolinesterasas como la neostigmina o el edrofonio, con resultados controvertidos, no existiendo en la actualidad la evidencia suficiente para aconsejar su uso en estos casos (15). Así mismo, se han desarrollado anticuerpos monocolonales anti-TTX, actualmente en estudio en ratones, a los cuales se administra vía intravenosa, de 10 a 15 minutos tras la exposición oral de la TTX, habiéndose demostrado que previene la muerte del animal artificialmente expuesto a la toxina, en todos los casos, aunque de momento no se han realizado estudios en humanos (16). Otros grupos de trabajo, han sintetizado una vacuna experimental contra la TTX, que ha conseguido la ausencia de síntomas tras la inyección intraperitoneal de la toxina en ratones con un efecto de duración de un año (17).





  • Prevención:

    Dado que la toxina es incolora, resistente al lavado y la cocción, la única manera prevenir al intoxicación es evitar el consumo de aquellas especies de animales en las que la toxina ha sido aislada hasta el momento.





  • Nuevas perspectivas: TTX como tratamiento del dolor:

    Teniendo en cuenta que se trata de una toxina con una potente capacidad de bloquear los canales de sodio, se han realizado múltiples experimentos gracias a los cuales se han podido clasificar las células en función de su respuesta a la TTX como: TTX sensibles o resistentes.

    Se ha observado en algunos pacientes con dolor crónico, una alteración de la expresión en los canales de sodio celulares en el sistema nervioso, que han resultado ser sensibles a la TTX. Así la toxina ha sido utilizada en varios ensayos clínicos a dosis muy bajas en inyecciones intramusculares o subcutáneas, como un potente agente terapéutico para el dolor.

    En la figura 2 se muestra el esquema del mecanismo de acción de la TTX en las neuronas sensoriales durante el proceso de dolor neuropático. La TTX, bloqueando los canales de sodio de estas neuronas, evitaría su activación ectópica, disminuyendo así, la excitación y la cantidad de neurotransmisores que enviaría a la neurona siguiente y con ello, disminuyendo la señal del dolor.

    Se ha demostrado que carece de efecto en dolor agudo, sin embargo existen resultados prometedores en el tratamiento del dolor crónico de características inflamatorias. Se han llevado a cabo varios ensayos clínicos con pacientes oncológicos, obteniendo buenos resultados de tolerancia y efecto (ausencia estable del dolor), aunque éste únicamente funcionó en el 50%, sin haberse encontrado el motivo (18).


  • Fuente: 

    http://fundacionio.org/viajar/enfermedades/tetradotoxina%20pez%20globo.html?_mrMailingList=26&_mrSubscriber=6006

    Bibliografía y documentación





  • 1. Suehiro, M. Historical review on chemical and medical studies of globefish toxin before World War II. Yakushigaku Zasshi 1994, 29, 428–434.
  • 2. Tsuda K., Ikuma S., Kawamura M., Tachikawa R., Sakai K. Tetrodotoxin. VII. On the structure of tetrodotoxin and its derivatives. Chem. Pharm. Bull. 1964;12:1356–1374.
  • 3. Mosher H.S, Fuhrman F.A, Buchwald H.D, Fischer, H.G. Tarichatoxin-tetrodotoxin, a potent neurotoxin. Science 1964, 144, 1100–1110.
  • 4. Peligros químicos. Organización Panamericana de la Salud. Organización Mundial de la Salud. Actualizado 08/08/2016. Consultado 19/10/2016. Disponible en: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=10849%3A2015-peligros-quimicos&catid=7678%3Ahaccp&Itemid=41432&lang=es
  • 5. Bane V, Lehane M, Dikshit M, O’Riordan A, Furey A. Tetrodotoxin: Chemistry, toxicity, source, distribution and detection. Toxins (Basel) 2014, 6, 693–755.
  • 6. Wood S.A, Taylor D.I, McNabb P, Walker J, Adamson J, Craig C.S. Tetrodotoxin concentrations in Pleurobranchaea maculata: Temporal, spatial and individual variability from New Zealand populations. Mar. Drugs 2012, 10, 163–176.
  • 7. Yu V.C, Yu P.H, Ho K.C, Lee F.W. Isolation and identification of a new tetrodotoxin-producing bacterial species, Raoultella terrigena, from Hong Kong marine puffer fish Takifugu niphobles. Mar. Drugs 2011, 9, 2384–2396.
  • 8. Lago J, Rodríguez LP, Blanco L, Vietes JM, Cabado AG. Tetrodotoxin, an Extremely Potent Marine Neurotoxin: Distribution, Toxicity, Origin and Therapeutical Uses. Mar. Drugs 2015, 13, 6384-6406.
  • 9. Silva M, Pratheepa V K, Botana L M, Vasconcelos V. Emergent Toxins in North Atlantic Temperate Waters: A Challenge for Monitoring Programs and Legislation. Toxins (Basel). 2015 Mar; 7(3): 859–885
  • 10. Bentur Y, Ashkar J, Lurie Y, Levy Y, Azzam Z.S, Litmanovich M, Golik M, Gurevych B, Golani D, Eisenman A. Lessepsian migration and tetrodotoxin poisoning due to Lagocephalus sceleratus in the eastern Mediterranean. Toxicon 2008, 52, 964–968.
  • 11. Fernández-Ortega J.F, Morales-de los Santos J.M, Herrera-Gutiérrez M.E, Fernández-Sánchez V, Rodríguez Louro P, Rancaño A.A, Téllez-Andrade A. Seafood intoxication by tetrodotoxin: First case in Europe. J. Emerg. Med. 2010, 39, 612–617.
  • 12. Denac H., Mevissen M., Scholtysik G. Structure, function and pharmacology of voltage-gated sodium channels. Naunyn-Schmiedebergs Arch. Pharmacol. 2000;362:453–479.
  • 13. Fukuda A, Tani A. Records of Puffer poisonings. Nippon Igaku Oyobi Kenko Hoken. 1941;3528:7-13.
  • 14. O'Leary MA, Schneider JJ, Isbister GK. Use of high performance liquid chromatography to measure tetrodotoxin in serum and urine of poisoned patients. Toxicon. 2004;44:549-53.
  • 15. Liu SH, Tseng CY, Lin CC. Is neostigmine effective in severe pufferfish-associated tetrodotoxin poisoning? Clin Toxicol (Phila) 2015; 53:13.
  • 16. Rivera, V.R.; Poli, M.A.; Bignami, G.S. Prophylaxis and treatment with a monoclonal antibody of tetrodotoxin poisoning in mice. Toxicon 1995, 33, 1231–1237.
  • 17. Xu, Q.H.; Wei, C.H.; Huang, K.; Gao, L.S.; Rong, K.T.; Yun, L.H. An experimental vaccine against tetrodotoxin with longer term of validity. Chin. J. Immunol. 2003, 19, 339–342.
  • 18. Nieto, F.R.; Cobos, E.J.; Tejada, M.Á.; Sánchez-Fernández, C.; González-Cano, R.; Cendán, C.M. Tetrodotoxin (TTX) as a therapeutic agent for pain. Mar. Drugs 2012, 10, 281–305.  
    TELEFUNKEN AED DISPONIBLE EN TODA AMERICA 6 AÑOS DE GARANTIA (ECONOMICO) http://goo.gl/JIYJwk

    Follow me / INVITA A TUS AMIGOS A SEGUIRNOS

    Contactos:

    +1 809 849 9295 Rep. Dominicana

    +34 640 220 306 (Numero Internacional en España)

    eeiispain@gmail.com

    Skype: drtolete

    Facebook: @drramonreyesdiaz

    LinkeIn https://es.linkedin.com/in/drramonreyes

    Twitter: @DrtoleteMD

    Instagram: https://www.instagram.com/drtolete/

    ¿Por qué el Desfibrilador TELEFUNKEN?

    El DESFIBRILADOR de Telefunken es un DESFIBRILADOR AUTOMÁTICO sumamente avanzado y muy fácil de manejar.

    Fruto de más de 10 años de desarrollo, y avalado por TELEFUNKEN, fabricante con más de 80 años de historia en la fabricación de dispositivos electrónicos.

    El desfibrilador TELEFUNKEN cuenta con las más exigentes certificaciones.

    Realiza automáticamente autodiagnósticos diarios y mensuales.

    Incluye bolsa y accesorios.

    Dispone de electrodos de "ADULTO" y "PEDIÁTRICOS".
    Tiene 6 años de garantía.
    Componentes kit de emergencias
    Máscarilla de respiración con conexión de oxígeno.
    Tijeras para cortar la ropa
    Rasuradora.
    Guantes desechables.

    ¿ Qué es una Parada Cardíaca?

    Cada año solo en paises como España mueren más de 25.000 personas por muerte súbita.

    La mayoría en entornos extrahospitalarios, y casi el 80-90 % ocasionadas por un trastorno eléctrico del corazón llamado"FIBRILACIÓN VENTRICULAR"

    El único tratamiento efectivo en estos casos es la "Desfibrilación precoz".

    "Por cada minuto de retraso en realizar la desfibrilación, las posibilidades de supervivencia disminuyen en más de un 10%".

    ¿ Qué es un desfibrilador ?

    El desfibrilador semiautomático (DESA) es un pequeño aparato que se conecta a la víctima que supuestamente ha sufrido una parada cardíaca por medio de parches (electrodos adhesivos).

    ¿ Cómo funciona ?

    SU FUNDAMENTO ES SENCILLO:

    El DESA "Desfibrilador" analiza automáticamente el ritmo del corazón. Si identifica un ritmo de parada cardíaca tratable mediante la desfibrilación ( fibrilación ventricular), recomendará una descarga y deberá realizarse la misma pulsando un botón.

    SU USO ES FÁCIL:

    El desfibrilador va guiando al reanimador durante todo el proceso, por medio de mensajes de voz, realizando las órdenes paso a paso.

    SU USO ES SEGURO:

    Únicamente si detecta este ritmo de parada desfibrilable (FV) y (Taquicardia Ventricular sin Pulso) permite la aplicación de la descarga. (Si por ejemplo nos encontrásemos ante una víctima inconsciente que únicamente ha sufrido un desmayo, el desfibrilador no permitiría nunca aplicar una descarga).

    ¿Quién puede usar un desfibrilador TELEFUNKEN?

    No es necesario que el reanimador sea médico, Enfermero o Tecnico en Emergencias Sanitarias para poder utilizar el desfibrilador.

    Cualquier persona (no médico) que haya superado un curso de formación específico impartido por un centro homologado y acreditado estará capacitado y legalmente autorizado para utilizar el DESFIBRILADOR (En nuestro caso la certificacion es de validez mundial por seguir los protolos internacionales del ILCOR International Liaison Committee on Resuscitation. y Una institucion de prestigio internacional que avale que se han seguido los procedimientos tanto de formacion, ademas de los lineamientos del fabricante como es el caso de eeii.edu

    TELEFUNKEN en Rep. Dominicana es parte de Emergency Educational Institute International de Florida. Estados Unidos, siendo Centro de Entrenamiento Autorizado por la American Heart Association y American Safety and Health Institute (Por lo que podemos certificar ILCOR) Acreditacion con validez en todo el mundo y al mismo tiempo certificar el lugar en donde son colocados nuestros Desfibriladores como Centros Cardioprotegidos que cumplen con todos los estanderes tanto Europeos CE como de Estados Unidos y Canada

    DATOS TÉCNICOS

    Dimensiones: 220 x 275 x 85mm

    Peso: 2,6 Kg.

    Clase de equipo: IIb

    ESPECIFICACIONES

    Temperatura: 0° C – + 50° C (sin electrodos)

    Presión: 800 – 1060 hPa

    Humedad: 0% – 95%

    Máximo Grado de protección contra la humedad: IP 55

    Máximo grado de protección contra golpes:IEC 601-1:1988+A1:1991+A2:1995

    Tiempo en espera de las baterías: 3 años (Deben de ser cambiadas para garantizar un servicio optimo del aparato a los 3 años de uso)

    Tiempo en espera de los electrodos: 3 años (Recomendamos sustitucion para mantener estandares internacionales de calidad)

    Número de choques: >200

    Capacidad de monitorización: > 20 horas (Significa que con una sola bateria tienes 20 horas de monitorizacion continua del paciente en caso de desastre, es optimo por el tiempo que podemos permanecer en monitorizacion del paciente posterior a la reanimacion)

    Tiempo análisis ECG: < 10 segundos (En menos de 10 seg. TELEFUNKEN AED, ha hecho el diagnostico y estara listo para suministrar tratamiento de forma automatica)

    Ciclo análisis + preparación del shock: < 15 segundos

    Botón información: Informa sobre el tiempo de uso y el número de descargas administradas durante el evento con sólo pulsar un botón

    Claras señales acústicas y visuales: guía por voz y mediante señales luminosas al reanimador durante todo el proceso de reanimación.

    Metrónomo: que indica la frecuencia correcta para las compresiones torácicas. con las Guias 2015-2020, esto garantiza que al seguir el ritmo pautado de compresiones que nos indica el aparato de forma acustica y visual, podremos dar RCP de ALTA calidad con un aparato extremadamente moderno, pero economico.

    Normas aplicadas: EN 60601-1:2006, EN 60601-1-4:1996, EN 60601-1:2007, EN 60601-2-4:2003

    Sensibilidad y precisión:

    Sensibilidad > 90%, tip. 98%,

    Especificidad > 95%, tip. 96%,

    Asistolia umbral < ±80μV

    Protocolo de reanimación: ILCOR 2015-2020

    Análisis ECG: Ritmos cardiacos tratables (VF, VT rápida), Ritmos cardiacos no tratables (asistolia, NSR, etc.)

    Control de impedancia: Medición9 de la impedancia continua, detección de movimiento, detección de respiración

    Control de los electrodos : Calidad del contacto

    Identificación de ritmo normal de marcapasos

    Lenguas: Holandés, inglés, alemán, francés, español, sueco, danés, noruega, italiano, ruso, chino

    Comunicación-interfaz: USB 2.0 (El mas simple y economico del mercado)

    Usuarios-interfaz: Operación de tres botones (botón de encendido/apagado , botón de choque/información.

    Indicación LED: para el estado del proceso de reanimación. (Para ambientes ruidosos y en caso de personas con limitaciones acusticas)

    Impulso-desfibrilación: Bifásico (Bajo Nivel de Energia, pero mayor calidad que causa menos daño al musculo cardiaco), tensión controlada

    Energía de choque máxima: Energía Alta 300J (impedancia de paciente 75Ω), Energía Baja 200J

    (impedancia de paciente 100Ω)